Filtración regenerativa con perlita: principios básicos

La filtración regenerativa es una de las mayores innovaciones del sector en cuanto a sistemas de filtración.

En el campo de los sistemas de tratamiento físico del agua no han surgido muchas novedades. De hecho, la filtración regenerativa con perlita es una de las mayores innovaciones en filtración.

Actualmente, el tratamiento físico de la mayor parte de las instalaciones se realiza mediante filtros con lecho de sílex o vidrio. Estos filtros tienen unas grandes limitaciones para retener partículas de pequeño tamaño. Además, requieren de un gran consumo de agua para efectuar los lavados periódicos del lecho cuando alcanza el nivel de saturación.

La filtración regenerativa con perlita es una de las mayores innovaciones que se han realizado hasta el momento en materia de filtración. Ésta se basa en los tres principios básicos que se exponen a continuación.

El medio filtrante

La perlita es un mineral volcánico que se expande y se tritura para obtener un polvo químicamente inerte y poroso. Esta se introduce en el interior de los filtros y se forma una capa que recubre toda la superficie.

Esta capa permite la retención de los sólidos clarificando el agua de la piscina. Además, a medida que va reteniendo partículas, la capa de perlita reduce su porosidad. Esto sucede hasta alcanzar el final de su ciclo de filtración.

La regeneración

Los filtros regeneran de forma periódica y automática la capa de perlita mediante una agitación mecánica. Así, se forma una y otra vez una nueva capa, lo que permite que el ciclo se extienda durante varias semanas.

Por eso que los filtros no requieren de ninguna intervención por parte de los trabajadores durante largos periodos de tiempo. Además, durante el proceso de regeneración, que es automático, no se consume agua.

La filtración

Los estudios indican que la filtración con perlita mejora enormemente los resultados de otros medios. La capacidad de retención para partículas de tamaño de 5 micras es del 99,9%. Y, para las partículas de 1 micras es del 56,5%.


30 marzo, 2017